Instalar un compresor en un Mitsu L200

 

Uno de los implementos que no podemos dejar de lado en nuestras excursiones, es el Compresor.

Llevando un compresor y un kit de reparar pinchazos, tenemos asegurada la reparación de un neumático in situ, subir o bajar presiones de los neumaticos cuando el terreno lo requiera, etc...

 

En el caso que nos ocupa, lo vamos a montar en el vano motor de un Mitsubishi L200.

Como máxima nos hemos propuesto no hacer ningún agujero, por lo tanto nos va a costar un poco más ya que hay que adaptar los soportes a los puntos de anclaje ya existentes.

Uno es un tornillo del pasamuros, otro es un soporte del filtro del aire, y los otros dos son amarres de cables y tuberías.

 

Estas son las 4 patas que hemos fabricado, y que colocadas estratégicamente darán sustento a nuestro compresor.

 

Este soporte va a pasar entre dos tubos del sistema de frenos. Así que para evitar problemas de roces lo vamos a envolver con una cinta caucho auto vulcanizante.

 

Aquí vemos la pata ya atornillada en su sitio.

 

Esta otra pata va atornillada a tres de los soportes del cableado eléctrico. El motivo de usar tres de estos soportes es el de repartir esfuerzos, ya que están pensados para soportar cables y no algo de peso.

A todas las tuercas les pondremos un producto de fijación de roscas para evitar que se aflojen con las vibraciones.

 

Esta es la pata en su sitio ya con la posición del cableado original restablecida.

 

Ya tenemos las cuatro patas que soportarán el peso del compresor montadas. No ha sido tarea fácil, ya que hemos tenido que tomar medidas para que nos coincidan los agujeros que lleva el compresor y además que coincidan en un mismo plano.

 

Dejamos caer el compresor y comprobamos que coinciden todos los orificios a la perfección.

 

Tiramos una línea de 6 mm. (con 4 mm. también valdría) desde el borne positivo de la batería hasta un relé que situaremos cerca del compresor.

La toma de corriente estará siempre protegida por un fusible.

 

Hemos atornillado el relé en una grapa de la carrocería. vemos que le llega un cable azul (del positivo de la batería) y sale hacia el compresor. Vemos otro cable azul mas delgado que viene del interruptor que hay situado dentro del habitáculo y a su vez está enseriado con el presostato que se encargará de cortar la corriente cuando llegue a la presión elegida.

 

En esta caja, embridada a unos tubos, hemos colocado el presostato de tipo industrial. A él le llega un tubo de aire comprimido (4 mm.) y los cables para que corten corriente.

 

 

A la salida de aire del compresor dispondremos una válvula antiretorno (pieza exagonal), una derivación en forma de "T" para la toma de aire a la que conectaremos el accesorio de hinchar ruedas, otra derivación para el tubito que va al presostato y del extremo sacamos un tubo que va al calderín (para almacenar aire comprimido).

 

 

Del tubo (negro) que va hacia el calderín también sacamos otra derivación, y la llevaremos hasta el interior del coche donde tenemos un manómetro que nos indicará la presión que tenemos en el circuito.

 

 

En esta instantanea vemos el interruptor que pone en marcha el compresor (si no hay presión en el circuito), y el manómetro integrado en la tapa de la palanca de cambios.

 

Aquí vemos el calderín (adaptado a medida) atornillado a un larguero del chasis (aprovechando también dos agujeros existentes). Tiene una entrada que viene del compresor y una salida que va a la electroválvula que acciona las bocinas.

 

 

En esta instalación de aire comprimido, el calderín no tendría sentido de no ser por que lo necesitamos para hacer funcionar estas bocinas.

Es decir, podéis prescindir del calderín si sólo usáis el compresor para modificar presiones en los neumáticos.

 
Spiritt 4x4

Crónicas | Calendario | Legislación | Técnica-Mecánica | Imágenes | Vínculos

IR A PAGINA PRINCIPAL

Página optimizada para una resolución de 800x600                            Spiritt Aventura 4x4 ©  Valencia- España

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este sitio web sin autorización de la junta directiva.

Ni Spiritt aventura 4x4, ni ninguno de sus socios, se hacen responsables de cualquier accidente o incidente derivado del uso adecuado o inadecuado de las instrucciones descritas en este apartado de Técnica y Mecánica. Así como tampoco se responsabilizan de los daños causados por la realización indebida de personas inexpertas y sin conocimientos básicos de mecánica.

Teléfonos de contacto:  Manolo, 606 970 940; José, 637 863 226
Esta página fue actualizada el 26-1-2008